La conversión y Reino de Dios

    Imprimir Email

Lectura del libro de Jonás (3,1-5.10), Lectura de la primera carta a los Corintios (7,29-31), Lectura del santo Evangelio según san Marcos (1,14-20)

La felicidad que buscamos en la vida exige una reflexión seria de cómo estamos viviendo. El problema de muchas personas hoy en día es la falta de espacios para pensar en uno mismo. Entrar en el interior exige mucha valentía, pues uno puede encontrarse que no se conoce. ¿Por qué en la sociedad que vivimos hay tantas depresiones? ¿Por qué muchos buscan en el alcohol, la pornografía… el llenar el vació que sienten? Son preguntas que demuestran que el hombre necesita un espacio para entrar dentro de su propia conciencia.

Jesús comienza su actividad misionera. Ofrece un mensaje bien distinto: “Convertíos, el Reino de Dios esta cerca”. La conversión está unida al Reino de Dios. Conversión significa acoger el Reino de Dios. Entonces ¿Qué es el Reino de Dios? Dios Padre se ha reconciliado con el hombre por medio de su Hijo Jesucristo. Él quiere habitar en cada persona que lo acoja con fe y sinceridad. Aquí sacamos varías conclusiones:

  1. El hombre vuelve a estar en gracia delante de Dios.
  2. El hombre es libre de acoger esa gracia que Dios le da.
  3. El hombre necesita poner toda su confianza en Dios y con sincero corazón.

El Reino de Dios no viene a imponerse, ni a conquistar como los reinos mundanos. Sino que se accede a Él desde la libertad. Este Reino ya esta presente en la tierra, pues esta unido a las palabras de Jesús. Leyendo, meditando y haciendo vida las palabras del evangelio estamos ya insertados en Él. Por lo tanto:

  1. El reino de Dios ya está entre nosotros.
  2. Jesús es el principal mensajero del Reino de Dios.
  3. Viviendo el evangelio estamos dentro de Él.

¿Necesitamos un espacio para entrar dentro de nosotros mismos? Yo creo que sí. No hay cambio de vida si uno no es consciente de lo que tiene que cambiar. Las palabras de Jesús nos traen el Reino de Dios. Esas palabras son vida pues los que la experimentan encuentran una felicidad que la sociedad no ofrece. Ellas nos reconcilian otra vez con nuestro creador, al vivirlas nos hace ser bellas personas.  Jonás supo llevar el mensaje de Dios y el pueblo se convirtió. Jesús que es más que Jonás, lleva a Dios mismo y el pueblo…

© 2017 Amigos de San Agustín

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información dando clic en el botón "leer más".